Cómo prevenir la leucemia en los gatos?

La leucemia felina es un virus infeccioso que incluso puede causar cáncer en los gatos. Esta enfermedad es de fácil contagio y se transmite de gato a gato vía saliva, secreciones respiratorias, usando el mismo pato para el alimento y el agua, mordidas y por compartir baño.

Para que el contagio llegue a ser peligroso, el gato tiene que estar constantemente expuesto al virus, muchos felinos puedes contagiarse de este virus, pero si no es constante, estos generan un anticuerpo que lo combate.

En lugares donde hay muchos gatos reunidos, las posibilidades de contagio son mayores, cuando hay más de cuatro felinos viviendo bajo un mismo techo, se corre el riesgo de que todos estén contagiados con esta enfermedad.

Este virus se divide en 3 subgrupos, que son:

– Sub grupo A: El más común. Este ataca el sistema inmunológico dejando al gato susceptible a muchas otras infecciones. También es amigable y le gusta unirse a otros sub grupos.

– Sub grupo B: Combinado con el A lleva al gato a desarrollar distintos tipos de cáncer.

– Sub grupo C: El menos común pero el responsable de fuertes anemias y daños a la médula ósea.

Esta enfermedad podría durar entre 2 y 16 semanas y los síntomas no suelen ser muy fuertes, es por eso que a veces es difícil de detectar, pero siempre hay que tener cuidado en caso de que tu amigo presente fiebre, falta de energía, pérdida del apetito, vómitos y diarrea.

En la actualidad no existe un tratamiento efectivo para combatir esta enfermedad, pero a pesar de esto hay algunos gatos que pueden vivir una larga vida portando el virus del FeLV Positivo, claro que teniendo mucho cuidado.

Existen algunas técnicas para prevenir esta enfermedad que podría llegar a ser mortal par tu gato. Estas son:

– Existe una vacuna contra esta enfermedad, pero solo se les administra a los gatos que viven en zonas de contacto.

– Para evitar contagios, es mejor mantener a tu gato dentro de la casa y no faltar a las visitas al veterinario.

– Si quieres tener más de un gato, tendrás que hacerle exámenes para verificar que esté sano y no contagie a los demás.

– Limpia y desinfecta los platos de comida y agua, además de los lugares donde tu gato duerme o transita.

– Se recomienda que los humanos que tengan enfermedades relacionadas al sistema inmunológico, no tengan contacto con gatos, a pesar de que no hay evidencia de que este virus se pueda transmitir a las personas.

Con estos datos, podrás mantener a tu gato fuera de peligro y podrá vivir por mucho tiempo, manteniéndose sano y alejado de otras enfermedades asociadas a la leucemia felina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *